¡Bienvenidos! Sin duda, la lectura ha sido una de mis aficiones más certeras una vez abandoné la escuela. Con ella dejé de memorizar cosas y empecé a aprender de los demás: de sus experiencias, de sus pensamientos... Porque no hay nada mejor que alguien dedique parte de su tiempo a sincerarse ante una hoja en blanco, y que luego la quiera compartir. La escritura se convierte entonces en una forma de comunicar que surge del interior del ser humano, nada que ver con la comunicación verbal que hoy en día ha perdido todo su fundamento. El saber hablar y el saber escuchar casi han desaparecido de nuestra civilización. En cambio, leer nos obliga a permanecer en un estado íntimo y personal, a dedicarle un esfuerzo, y quizás precisamente eso es lo que nos mantiene aferrados a una cierta esperanza, a ver que todavía hay personas que valoran el trazo lento y conciso de una buena prosa, de una frase que te llena, que penetra en el interior de tu ser... En definitiva: de una buena escritura.

Inicié este blog de relatos en el año 2010, y dejé de publicar en el año 2016. Pero, aún así, cada semana sois más las personas que os vais apuntando a mi página de Facebook y que compartís mis relatos. Por ello, he decidido actualizar mi página web y hacer un esfuerzo en publicar más historias. Espero que esta nueva imagen de «La vida escrita», sea de vuestro agrado.
Comparte esta web:





Últimos relatos

batalla
LA BATALLA PERDIDA
Aquella batalla estaba perdida. El bando contrario era débil e insignificante, pero también demasiado numeroso (algo que debimos tener en...

LEER

panadero
TOMÁS, EL PANADERO
Algunos recuerdos tienden al olvido. Otros, en cambio, se mantienen incrustados en nuestras mentes como si hubieran sucedido hace muy poco...

LEER

gente corriente
GENTE CORRIENTE
A menudo se trata tan sólo de una sensación. De un sentido que permanece arraigado en nosotros sin que apenas nos demos cuenta y que se...

LEER